Día de relax


Hoy ha sido la vuelta a la cruda realidad, que le vamos a hacer, pero bueno, nos lo hemos pasado genial en el día que nos tomamos de descanso.
 
El hotel era prácticamente para nosotros solos, ya se que a algunos puede que no os guste esto, y que incluso os de miedo, pero a nosotros nos encantó, es como si todo el personal del hotel se dedicase a nosotros por completo. En la cena, el salón era nuestro y todo era tranquilidad, solo se oía la música tipo chill out y la garganta que está junto al hotel. Por su puesto, los platos fueron geniales, aunque como siempre, nos pasamos pidiendo!!
 
La suite también perfecta, os adjunto este álbum para que podáis verla, pues una imagen vale más que mil palabras y si pongo varias imágenes, pues ni te cuento!!
 
Por la mañana, se suponía que el desayuno era tipo buffet, pero como estábamos nosotros solos, nos sentaron en una mesa y nos empezaron a traer infinidad de cosas (nos debieron ver cara de hambre o algo así): leche, café, colacao, zumo recién exprimido, pastas de 200.000 tipos distintos, cruasanes, napolitanas, tostadas, tomates, mantequilla, cachuela, mermelada, miel, jamón (del weno, weno), manzanas, peras, kiwis, yogures y no se si me quedaré algo más en el tintero.
 
En fin, que solo ha sido un día, pero nos ha relajado como si hubiéramos estado una semana entera. Firmo para repetirlo al año que viene!!
Publicado en Viajes. 2 Comments »

2 comentarios to “Día de relax”

  1. Chema Says:

    Bua chaval! Un hotel de ensueño, si tuviera novia de seguro la llevaría a un sitio así. ¿Dónde es?Otra cosa que seguro te parece graciosa aunque no lo hayas notado, ¡parece que el wengué te persigue allí por donde vas! Jajajaja. Bueno, a lo mejor no es wengué del todo, pero se parece😛

  2. Joaquín Says:

    El hotel donde estuvimos se llama "Hotel Ruta Imperial" y está en Jarandilla de la Vera (Cáceres). El hotel está genial y es donde celebramos nuestra boda, así que tenemos muy buenos recuerdos de allí (lo cierto es que nos salio todo perfecto el día de la boda).
     
    Por cierto, el color de los muebles no era exactamente un wengué, aunque si que se le parecía. Yo apostaría a que se trataba de un nogal oscuro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: