¿Te acuerdas?


La memoria es una de las funciones, la cual nos permite codificar, almacenar y recuperar información, como si de un disco duro se tratase, bueno, realmente es algo más complejo. Dicen que recordamos sólo el 5% de lo que escuchamos, el 15% de lo que vemos y el 90% de lo que hacemos, aunque supongo que estos datos serán como mucho para la memoria de corto y medio plazo.

La memoria a largo plazo es la que se hace referencia cuando hablamos de memoria en general, y es como si fuera nuestra base de datos y con una capacidad realmente desconocida. Una distinción muy común que se suele hacer en la memoria a largo plazo es la memoria declarativa, que es la que almacena información sobre hechos y la memoria procedimental, que es la que guarda los datos sobre los procedimientos y estrategias. Es muy curiosa nuestra capacidad para almacenar datos de uno u otro tipo; yo soy malísimo (lo puede confirmar mi hermano Juan) en la memoria declarativa, sin embargo mi deficiencia en este tipo de memoria la compenso con mi memoria procedimental, o al menos eso me gusta pensar, aunque lo cierto es que realmente recordamos aquello que nos interesa.

Otra peculiaridad de la memoria es el proceso de obtención de recuerdos: cuando tratamos de recuperar algo de nuestra base de datos, si hay algún "sector defectuoso", la memoria recompone esos datos extrapolándolos o sustituyéndolos por situaciones similares que hemos vivido o nos han contado, así que cuando digas que estás totalmente seguro de que algo pasó de cierta manera, desconfía hasta de ti mismo, sobre todo si el recuerdo es muy lejano, pues el haber recuperado esa información varias veces puede implicar que hayas necesitado rehacer el recuerdo una y otra vez…

Por último me gustaría mencionar la memoria sensorial (oído, olfato,…), pues es muy peculiar, en concreto a mi me encantan los recuerdos que te evocan ciertos olores, como un olor similar al que se respiraba en casa de tu abuela, o en mi caso, el olor a serrín, pues en el sótano de mi casa mi padre tenía la carpintería y cada vez que lo huelo me acuerdo. Es muy curioso como un olor puede recordarte de repente un lugar, una situación o a una persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: